Antonio Caló criticó las medidas del gobierno, pero se mostró dispuesto a dialogar.
El secretario general de la CGT cercana al kirchnerismo, Antonio Caló criticó que el gobierno transfirió recursos "hacia los sectores más concentrados de la economía", mientras cuestionó la suba del mínimo no imponible en Ganancias por considerar que ahora más trabajadores estarán alcanzados por el impuesto.

EEn los primeros días de Gobierno observamos una gran transferencia de recursos hacia los sectores más concentrados de la economía, sobre todo a través de la reducción de retenciones a las exportaciones, la devaluación de la moneda, que ya supera el 50%, y el inicio de un aumento desproporcionado de tarifas", manifestó Caló.
El gremialista consideró que ese tipo de medidas "han repercutido en un aumento exponencial del costo de vida de los trabajadores, jubilados, pensionados y pueblo todo, que aún no alcanzamos a dimensionar, a través de una fuerte escalada inflacionaria".
Con relación a la modificación en Ganancias, fustigó: "Trabajadores que no pagaban impuestos comenzarán a tributar y probablemente sean más beneficiados los sectores más altos de la escala de ingresos".
En el documento titulado "70 días de gobierno, aún resta margen para el diálogo", subrayó, además, la "preocupación" por el "despido arbitrario de trabajadores estatales y los episodios de represión de la protesta gremial".