La jueza Fabiana Palamaghini se declaró incompetente y consideró que la causa debe pasar a la Justicia federal. El cambio de fuero podría llevar la causa a foja cero.
La jueza Fabiana Palmaghini consideró que es el fuero federal, que es el que investiga casos de corrupción, narcotráfico, las causas en las que están implicados funcionarios públicos, entre otras, el que debe seguir interviniendo en la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman.

La decisión fue adoptada luego de la maratónica declaración del ex espía Antonio Stiusso que aseguró que según su parecer, a Nisman lo mataron por su "rol funcional", por ser el fiscal del caso AMIA. Para la jueza ya no es prematuro descartar la hipótesis de que Nisman haya sido víctima de un homicidio, de una muerte violenta.

El cambio de fuero podría llevar el caso a fojas cero ya que un nuevo magistrado, esta vez de los tribunales de Comodoro Py, definirá el cauce de la investigación, ahora con la hipótesis de que a Nisman lo mataron por su rol de fiscal, tal como lo venía sosteniendo la querellante ex mujer de Nisman, la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado que representa a sus hijas.

El caso debería ir rápidamente al sorteo que hace la Cámara Federal para que se designe qué juez debe intervenir. Aunque no se descarta que pueda cuestionarse la decisión de Palmaghini. Bien podría la defensa del imputado Diego Lagomarsino evaluar si apela o no la decisión.

En tanto, la fiscal Viviana Fein fue imputada de un delito que tiene que ver con falsear datos de un acta, justamente por no haber consignado que Stiuso, cuando declaró por primera vez, dijo que Nisman pudo haber sido asesinado.

Stiuso dijo que se parcializó su primera declaración y acusó a Fein, quien fue la encargada de tomarle la testimonial en febrero del año pasado. Esto será materia de otra investigación.

Según la resolución a la que tuvo acceso minutouno.com, para la jueza, el "cúmulo de eventos y circunstancias como los expuestos, obliga a apartarse de las controversias que se han generado a lo largo de la encuesta (investigación) en relación a la prueba "científica" que se incorporó, o bien que pudiera añadirse como consecuencia de la junta interdisciplinaria médico-criminalística dispuesta el 27 de enero de 2016".

"Todos esos sucesos no obedecen sin más, a meras casualidades o yerros, por cuando como ya quedara dicho, ello implicaría necesariamente descontextualizar la muerte del fiscal adhiriendo a una hipótesis de escenario inocuo, que en la realidad no se verifica", dijo la jueza.

"Así, basta que cuanto menos una de las conductas materia de pesquisa resulte de competencia exclusiva federal para que la investigación deba continuar en el fuero de excepción, toda vez que de ese modo se evitará la doble investigación que terminaría afectando el principio de economía procesal.", puntualizó la magistrada.

En el fuero federal ya existe una causa que puede estar relacionada con la muerte de Nisman, es el caso por amenzas que recibió el fiscal y su familia en 2012 y que lleva adelante el juez federal Luis Rodriguez, quien casualmente le solicitó días atrás a la jueza Palmaghini copia de todo el expediente.