Un hombre y una mujer fueron encontrados asesinados a balazos en su casa y por el hecho fue detenido el hijo de la mujer, un adolescente de 16 años que vivió con los cuerpos tres días. El chico habría comido y tenido sexo con su novia en la escena del crimen.
Cuando los policías entraron al domicilio el joven les dijo que su padrastro había matado a su madre y luego se había suicidado, pero luego incurrió en contradicciones que hicieron sospechar que mentía y finalmente quedó detenido por "homicidio agravado por el vínculo".

ASESINA A SU FAMILIA

Según trascendió, las víctimas fueron identificadas como Gastón Pineda de 32 años y Romina Paladino de 34, madre esta última del menor que en circunstancias que se intenta esclarecer los habría ultimado a balazos en su propia casa.

Embed
Embed
Embed