El dirigente del Frente Renovador y ex ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, coincidió con el informe de la UCA sobre el aumento del narcotráfico en la Argentina y aseguró que "es urgente declarar la emergencia pública en prevención y asistencia de las adicciones".
"Es un partido que en Argentina venimos perdiendo 10 a 0 porque la situación se ha ido complicando y la venta de droga aumentó exponencialmente: en todos los sectores sociales la gente sabe quién vende droga y que los que lo hacen son los que más dinero ganan", manifestó en declaraciones radiales.

Arroyo advirtió que "la policía, la política y la justicia forman parte del problema" y, aunque aclaró que "no quiere decir que estén involucrados todos", propuso "crear una fuerza especial para combatir el narcotráfico y que el narcotraficante tenga perpetua".

Además, el referente del massismo planteó que "lo inmediato es que el Estado pague las deudas por las becas para tratar a los adictos, que no sólo están muy atrasadas sino que provocan muchas veces el cierre de centros asistenciales. Después debe poner como prioridad la creación de por lo menos 200 nuevos centros de atención en todo el país, y, en paralelo, hay que generar una red de tutores para la integración y el acompañamiento de los jóvenes".

"Hay cuatro argentinas: la de los que no tienen lo mínimo, la argentina de los vulnerables, la de la clase media y la argentina de la clase alta: el problema de las adiciones y la inseguridad es transversal a todas ellas. Por eso hay que declarar la emergencia pública en el tema; enfrentar al narcotráfico y tratar las adicciones es un proceso que no puede esperar porque nos vamos desbordando".