El tenista tandilense está instalado en la ciudad californiana, donde espera disputar el segundo ATP desde su regreso al circuito después de casi un año de inactividad. Sin el ranking necesario, podrá participar gracias a una invitación especial.
El tenista tandilense Juan Martín Del Potro se entrena en Indian Wells, Estados Unidos, a la espera de jugar el segundo torneo desde su regreso al circuito ATP después de casi un año de inactividad.

Del Potro volvió a competir en el ATP 250 de Delray Beach y lo hizo en gran nivel, llegando a semifinales después de dejar en el camino al estadounidense Denis Kudla, al australiano John Patrick Smith y al francés Jeremy Chardy.

La lesión en la muñeca izquierda que lo obligó a someterse a tres intervenciones quirúrgicas y que lo mantuvo más de once meses inactivo comenzó a quedar atrás y ahora, con buenas sensaciones, Del Potro se ilusiona con parecerse al que fue y competir con los mejores.

Tras caer en semis de Delray Beach ante el local Sam Querrey, Del Potro volvió a Buenos Aires, se tomó unos días de descanso y comenzó con los entrenamientos en el Tenis Club Argentino de Palermo con miras al Masters 1000 de Indian Wells, en el que jugará gracias a una invitación especial (wild card).

Instalado desde el lunes en la pintoresca ciudad californiana, Del Potro comenzó la puesta a punto para el primer Masters 1000 del año.

Consumada la clasificación del equipo argentino a los cuartos de final de la Copa Davis tras ganarle a Polonia en Gdansk, las miradas del capitán Daniel Orsanic están puestas sobre Del Potro, ya que si el tandilense está recuperado puede ser un arma clave para alimentar el sueño de obtener la todavía postergada Ensaladera de Plata.

Argentina visitará a Italia desde el 15 al 17 de julio y en el equipo argentino esperan que Del Potro sea el abanderado.