La adolescente perdió su miembro inferior debido a la leucemia, pero nada la detuvo a la hora de volver a entrenar y alcanzar el nivel que tenía antes de enfermarse.
Kate Foster, de Rockford, Illinois, en los Estados Unidos, perdió su pierna cuando tenía 12 años debido a una leucemia, pero ni siquiera eso la detuvo a la hora de concretar su sueño de participar en competencias de gimnasia. La adolescente usa una prótesis especial y se luce en las barras.

Gimnasta de una pierna
"Mi entrenadora me dijo algo que me cambió la mentalidad: 'Yo nunca preparé a una gimnasta con una sola pierna, pero si vos estás dispuesta, yo también'", comentó la joven de 16 años al sitio ABC. El resultado fue excelente, ya que Kate se lució en competencias en todo el país desde su regreso a las colchonetas.

Gimnasta amputada
Kate comenzó a practicar gimnasia a los 7 años y asegura que no encontró "nada que ame más en el mundo", por lo que su mundo se desmoronó cuando los médicos le dijeron que tenían que amputarle la pierna para asegurarse de que el trasplante de médula ósea funcionara.

"Les dije: 'No pueden cortarme la pierna porque la necesito para hacer gimnasia'. Y ellos me explicaron que era eso o perder mi vida", recordó la joven. Su esfuerzo posterior rindió sus frutos ya que hoy en día compite con los mismos estándares que el resto de las gimnastas.

"No cambian las reglas para ella", aclaró Lynn Foster, el padre de la chica. Los jueces incluso le restan puntos a Kate si la ayudan a pararse después de un truco, tal como lo harían con cualquier otra competidora.