El programa de inteligencia artificial AlphaGo de Google logró en Seúl una nueva victoria contra el surcoreano Lee Se-dol, campeón mundial del juego de mesa Go, en la última de las cinco partidas que ambos jugaron al conocido como "ajedrez oriental".
La inteligencia artificial de la multinacional estadounidense ganó el mediático reto de máquina contra humano por 4 a 1, ya que se alzó con la victoria en las tres primeras contiendas mientras su oponente ganó la cuarta partida el domingo.

La victoria, que tuvo lugar a los 280 movimientos, se produjo tras unas cinco horas de partida en un hotel del céntrico barrio de Gwanghwamun en la capital surcoreana y se pudo seguir por internet.

Google se llevará el premio reservado al ganador de un millón de dólares, que previsiblemente donará a Unicef tal y como anunció antes de que comenzara el reto.

El nuevo reto de máquina contra humano, que llegó dos décadas después de las famosas partidas de la supercomputadora Deep Blue contra el genio del ajedrez ruso Gary Kasparov en 1996 y 1997, ha despertado una gran atención mediática en Corea del Sur, donde el go es un juego muy popular y se conoce como baduk.

alphago

A diferencia de la antigua Deep Blue, el poderoso programa de Google cuenta con importantes avances en inteligencia artificial y destaca por la capacidad de aprender y mejorar sus propias estrategias y movimientos en el transcurso del juego.

El juego del go, surgido en China hace más de 2.500 años bajo la influencia de los principios espirituales taoístas, enfrenta sobre un tablero a dos oponentes que deben colocar alternativamente piedras negras y blancas en las intersecciones libres de una cuadrícula de 19x19 líneas.

Las piedras aisladas se eliminan de la partida y el objetivo principal es dominar la mayor superficie del tablero, por lo que los jugadores deben elegir entre ubicar las fichas juntas y protegerlas entre sí para evitar que sean capturadas, o separarlas para ganar terreno en la cuadrícula.