El holandés, considerado uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, tenía 68 años y batallaba hace varios meses con un cáncer de pulmón. Falleció este jueves en Barcelona, rodeado de su familia.
La noticia fue confirmada por la propia cuenta del ex jugador y técnico holandés, que en su sitio oficial además detalló: "Con mucha tristeza les pedimos que respeten la privacidad de la familia durante este dolor".

Embed
El ex jugador del Ajax y del Barcelona fue uno de los hombres más influyentes del fútbol moderno, ya que su estilo tanto dentro de la cancha como desde el banco marcaron una época que se mantiene vigente en la actualidad.

Cruyff revolucionó el fútbol moderno primero como futbolista, especialmente en la Selección holandesa y en los dos clubes que marcaron su vida, el Ajax y el Barcelona, y posteriormente como entrenador, donde creó escuela con su estilo de corte ofensivo

Cruyff fue el gran exponente de la famosa Naranja Mecánica, Selección de Holanda subcampeona del Mundial 1974, y no concurrió a la Copa del Mundo de Argentina (donde Holanda perdió la final ante los locales) por un episodio de violencia que había vivido con su familia pocos meses antes.

Después de haber perdido la final en el Mundial de Alemania, todo indicaba que sería el abanderado holandés para buscar la revancha y quedarse con el título en Argentina 1978, pero a poco del comienzo del torneo desistió de integrar el plantel.

Durante años se creyó que su negativa a jugar era en repudio a la dictadura militar que gobernaba el país y organizó el Mundial, pero Cruyff contó casi tres décadas después que él y su familia había sufrido un violento intento de secuestro en Barcelona y que esa situación traumática le quitó el deseo de jugar.

Como entrenador también marcó una época y fue quien colocó los primeros ladrillos en la estructura futbolística que aún disfruta Barcelona. Como técnico del club catalán festejó cuatro Ligas españolas, una Copa del Rey y tres Supercopas de España.