El cabo primero Emilio Marcelo Perera se contagió hace 15 días en la Unidad 47 de San Isidro y falleció en las últimas horas. Sus compañeros se quejan porque conviven con ratas y no solo en esa cárcel.
Un efectivo del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) falleció en las últimas horas por hantavirus, tras permanecer internado en grave estado durante 15 días.

La víctima era el cabo primero Emilio Marcelo Perera, quien se contagió de esa enfermedad mientras trabajaba en la Unidad 47 San Isidro del SPB, la cual se encuentra en un predio cercano a la CEAMSE, en la localidad de José León Suárez, partido de San Martín.

La muerte de Perera provocó enojo entre compañeros de esa cárcel y de otras, ya que señalaron en declaraciones a minutouno.com que están ante la desidia de los gobiernos de turno.

En ese sentido, explicaron que tanto la Unidad 47, como la 43 de González Catán (partido de La Matanza), la 46 de mujeres de San Martín y la 48, también de San Martín se encuentran en idénticas condiciones y "hay una gran cantidad de ratas y hasta murciélagos".

La muerte de este efectivo y el reclamo se produce luego de que el pasado 30 de diciembre la gobernadora bonaerense decretara la emergencia en Seguridad, Servicio Penitenciario e Infraestructura.