El CEO de Microsoft, Satya Nadella, hizo una apuesta por la inteligencia artificial y pronosticó una interacción creciente entre seres humanos, asistentes digitales y usuarios robóticos.
"Los usuarios robóticos son las nuevas aplicaciones móviles", dijo Nadella durante la conferencia de desarrolladores anual de la empresa que se celebra en la ciudad californiana de San Francisco y en la que participan unas 5.000 personas.

Varias de las demostraciones que se realizaron durante la conferencia ofrecieron una ventana a ese futuro, como una conversación a través de un teléfono móvil con la asistente digital de Microsoft, Cortana, sobre los preparativos de un viaje a Irlanda.

Nadella pronosticó que las máquinas del futuro serán capaces de reconocer nuestro contexto y necesidades.

La apuesta de Nadella por la inteligencia artificial llega después de que Microsoft se viese obligado a retirar de la red social Twitter a su usuario robótico Tay, después de que las conversaciones con algunos usuarios provocaran en él respuestas racistas y caóticas. Tras las críticas por las respuestas racistas del robot hace unos días, la popularidad de Tay aumentó en Twitter, lo que hizo que los usuarios se lanzaran a provocar a la máquina para obtener sus reacciones.

Esta apuesta de Microsoft para avanzar en sus investigaciones sobre inteligencia artificial se lanzó el 23 de marzo, como una especie de amigo virtual en aplicaciones de mensajería como Kik, GroupMe y Twitter.

Al abrir cualquiera de estas aplicaciones y buscar el nombre de Tay (Acrónimo en inglés de "Think about you" -"Piensa en ti" en español-), aparece su contacto y los internautas pueden chatear o tuitear con él, quien está diseñado para tener la personalidad de un adolescente.

La alusión de Nadella a Tay provocó las risas de los asistentes a la conferencia de desarrolladores en San Francisco. "Estamos de vuelta en la mesa de diseño", subrayó Nadella en referencia al trabajo adicional con Tay. "La tecnología tiene que incluir lo mejor de la humanidad y no lo peor", añadió el consejero delegado de Microsoft.

Por lo demás, el gigante tecnológico afirmó que la más reciente versión de su sistema operativo, Windows 10, está instalado ya en más de 270 millones de dispositivos ocho meses después de su lanzamiento. Microsoft indicó que se trata del ritmo de adopción más rápido en la historia de su producto estrella.

"Ocho meses después de su lanzamiento, Windows 10 tuvo el arranque más fuerte en la historia de Windows con más de 270 millones de dispositivos activos, lo que supera a la adopción de Windows 7 en el mismo periodo en un 145%", informó Microsoft.

Windows 10 debutó en julio del año pasado como una actualización de forma gratuita con el objetivo de lograr 1.000 millones de usuarios de Windows 10 en los próximos dos o tres años. Microsoft señaló que "va camino" de alcanzar ese objetivo. Windows es el sistema operativo más utilizado en ordenadores de todo el mundo.

Además también anunciaron que empezaron a distribuir una versión de sus gafas de realidad virtual HoloLens. El producto, que tiene un costo de US$3.000, está pensado en estos momentos para los desarrolladores que trabajan en aplicaciones para el dispositivo.