El Leicester dio un gran paso hacía el título de campeón de Inglaterra este domingo al derrotar (1-0) al Southampton en la 32ª jornada de la Premier, y amplió su ventaja a siete puntos con el Tottenham, una diferencia que podría resultar definitiva con sólo 18 puntos por disputarse.
Un solitario gol del capitán Wes Morgan (minuto 38), que firmó su primer tanto en casi un año, fue suficiente para que la gran sorpresa de la temporada en Europa siga agrandando su cuento de hadas.

Embed