El cadáver de una joven fue hallado este miércoles en la zona oeste de Bariloche y la policía trasladó el cuerpo a la morgue para que los peritos lo identifiquen y determinen si se trata de Micaela Bravo, buscada desde el 23 de marzo.
Fuentes policiales dijeron a la prensa rionegrina que el cadáver fue hallado por un hombre que paseaba un perro y que, según la descripción del testigo, llevaba un pantalón rosado y zapatillas negras como las que tenía puestas Bravo el día en que desapareció.

Micaela Bravo, de 28 años, fue reportada como desaparecida por sus familiares el 23 de marzo cuando llevó a una sobrina al jardín de infantes Mundo Nuevo, en el barrio 2 de Abril.

Embed

El cadáver fue hallado esta mañana en el acceso oeste de la ciudad, a 100 metros de la ruta Juan Herman, donde al mediodía la policía inició las pericias y a las 16 retiró el cuerpo para llevarlo a la morgue.

Los familiares de Bravo siguieron cada instante del operativo y criticaron duramente a las fuerzas de seguridad porque no lograron dar con la joven durante dos semanas.

El juez Ricardo Calcagno y los fiscales Eduardo Fernández y Martín Govetto se presentaron en el lugar para participar de las pericias, y esperaban los resultados de la autopsia del cuerpo para avanzar en la investigación.

Embed
Fuentes policiales dijeron que por el estado de descomposición no se pudo identificar con certeza si se trataba de Bravo.

La fiscalía informó que se tomaron "muestras de la tierra e insectos para recabar datos que puedan brindar mayores precisiones acerca del tiempo y las condiciones de la muerte de esta persona".