Los clientes pueden disfrutar de una bebida o comida y alimentar a las adorables criaturitas. El negocio es furor en Tokio, donde hay locales similares para los amantes de perros y gatos.
El café "Harry" abrió sus puertas en el distrito artístico de Tokio, Japón, a principios de febrero de este año y desde entonces es un éxito entre sus comensales. El motivo principal es que además de disfrutar de los productos de la carta, los clientes pueden interactuar con adorables erizos.

Abrieron un café de erizos en Tokio
"Harry", un juego de palabras en referencia a la traducción de "erizo" en japonés, ofrece a sus clientes una sesión de de una hora con algunos de los 30 animalitos que viven en el local, informó el sitio inglés The Guardian. El costo es de mil yenes (9 dólares) en los días de semana y 1300 yenes (12 dólares) los sábados y domingos.

El mensaje detrás de la iniciativa es tan adorable como sus protagonistas: "Queríamos mostrar el encanto de los erizos, que siempre tienen aspecto de ser difíciles de tratar", explicó Mizuki Murata, quien trabaja en el local.

"Queríamos deshacernos de la imagen difícil permitiendole a la gente que toque a los erizos. La parte más linda es ver cómo finalmente se abren y muestran sus caritas", comentó.

Embed

Miš mali <3

Una foto publicada por Milan Jovanovic (@assono) el

Se sabe que los japoneses mantienen un trato muy especial con los animales, pero en este caso los turistas extranjeros también cayeron presas de los adorables mamíferos. "Los erizos son amistosos aunque algunos pueden pincharte", advirtió Anna Cheung, una británica de 11 años que visitó el café.

Si la idea de un café dedicado a los amantes de perros, gatos y conejos era trillada, la de los erizos es una de las rarezas más adorables -y distinguidas- del mercado gastronómico japonés, que siempre se destaca por ser original.