A raíz de las inundaciones, la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra) declaró reclamó una rebaja de impuestos para los establecimientos de la zona. Además piden controlar espacios no habilitados.

Dicha entidad planteó la necesidad de crear un protocolo institucional para superar la difícil situación que atraviesan los establecimientos hoteleros y gastronómicos a raíz de las inundaciones y pidió un mayor control sobre los hospedajes que no están habilitados.

Los reclamos fueron planteados en el marco de una reunión que se realizó en la localidad entrerriana de Gualeguaychú, que fue presidida por el titular de la Fehgra, Roberto Brunello, y que contó con la presencia de 30 dirigentes del Litoral.

Brunello señaló, al finalizar el encuentro, que "la carga impositiva y tributaria, la más alta de la historia, afecta severamente la rentabilidad del sector", y subrayó que esta circunstancia "limita su continuidad y expansión".

El titular de la entidad que agrupa a los dueños de hoteles y restaurantes sostuvo en relación a los hospedajes no habilitados que "la idea no es cuestionar el alquiler de viviendas particulares a los turistas sino lograr que cumplan con las mismas reglas que los alojamientos formales".

"Esta problemática también afecta a la gastronomía con la aparición de los "food trucks" y los restaurantes a puertas cerradas, los cuales tienen que competir en igualdad de condiciones y exigencias con los establecimientos legalmente registrados y habilitados", remarcó Brunello.

La Región NEA Litoral de la Fehgra está conformada por las filiales entrerrianas de Concepción del Uruguay, Paraná, Concordia, Colón y Gualeguaychú; las de Posadas e Iguazú, en Misiones; Rosario, Santa Fe, Rafaela y Venado Tuerto, de Santa Fe, más las de las ciudades de Resistencia, Corrientes y Formosa.