El equipo sensación de la Premier League igualó 1 a 1 ante Manchester United y así perdió la chance de gritar campeón en el Teatro de los sueños. Igualmente, este lunes se puede consagrar sin jugar.

El francés Anthony Martial puso en ventaja al local cuando transcurrían ocho minutos pero el jamaiquino Wes Morgan, de cabeza, igualó a los 17 del primer tiempo, tras desmarcarse del defensor argentino Marcos Rojo en una acción de balón parado.

Leicester, que tuvo entre sus titulares al delantero argentino Leonardo Ulloa, terminó con diez futbolistas por la expulsión del defensor Danny Drinkwater a cuatro minutos del final.

Embed

Embed
Un triunfo en la 36ta y antepenúltima fecha de la Premier le aseguraba el título a Leicester, una modesta institución fundada en 1884 que sólo ostenta torneos de ascenso, tres Copas de Liga (1963/64, 1996/97 y 1999/2000) y una Community Shield (1971/72) en su vitrina.

El equipo dirigido por el italiano Claudio Ranieri, que cuenta en sus filas con el delantero argentino Leonardo Ulloa, lidera ahora el campeonato con 77 unidades y ocho de ventaja sobre Tottenham Hotspur, que recién jugará el lunes con el vigente campeón, Chelsea, en Stamford Bridge.

Leicester, que fue subcampeón del fútbol inglés en la temporada 1928/29, intentará romper el monopolio de los clubes de Londres (Chelsea y Arsenal) y Manchester (City y United), que se reparten los títulos del máximo torneo británico desde 1996.