El último fin de semana se confirmaron tres aumentos de incidencia directa en el bolsillo de los consumidores: combustibles, prepagas y cigarrillos. El de las naftas tendrá impacto en otros sectores de la economía, debido a su influencia en la cadena de costos.
Los especialistas consultados por ámbito.com calculan para mayo que la inflación estará cerca del 3%, aún alta, aunque sustancialmente menor a la de abril que fue de entre 6 y 8%, la más alta desde junio de 2002.

Para Rodrigo Álvarez, socio y director de Analytica, la nueva suba de 10% de las naftas "no es demasiado significativa". Pero advirtió que "lo que vemos es una serie de aumentos en abril que van a generar un golpe importante en el bolsillo de la clase media". "En términos individuales ninguno es sustancial, pero cuando los sumamos a todos hay un salto que es notable", agregó.

Seguí leyendo más en Ámbito.com