El referente de la CTA ratificó que ese sector del sindicalismo avanzará en un plan de lucha en caso de que finalmente Macri vete la ley Antidespidos tal como anunció y dejó a cargo de la CGT la posibilidad de que esa jornada se transforme o no en un paro de alcance nacional.
El secretario general de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, se mostró escéptico acerca de la posibilidad de que puedan alcanzar un acuerdo con el gobierno nacional para fijar el nuevo Salario Mínimo, Vital y Móvil.

Al llegar a la Casa Rosada para participar de una nueva reunión del Consejo del Salario, Micheli advirtió que la idea del gobierno de Mauricio Macri de llevar el Salario Mínimo, Vital y Móvil a 8060 pesos en enero del próximo año es inaceptable. "No tenemos muchas expectativas con esta reunión excepto con lo del seguro de desempleo que hay que reconocer que es un avance" dijo Micheli y advirtió: "quieren subir el salario mínimo a 8.060 pesos para enero del año que viene. Eso es inaceptable. Al salario lo suben en cuotas pero las tarifas te la suben todas de golpe, de una".

Para Micheli el salario mínimo debería estar en 16 mil pesos. "Eso es lo que necesita, según distintos estudios un matrimonio de 35 años con dos hijos para vivir dignamente y mandar sus chicos a la escuela. Una familia tipo necesita esa plata" aseguró.

El referente de la CTA se quejó además de que el ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca "no recibe a los trabajadores despedidos" y advirtió que "se está agudizando la crisis".

Micheli ratificó que ante el anunciado veto presidencial a la ley Antidespidos sancionada el miércoles pasado por la Cámara de Diputados, "las dos CTA vamos a ir a una jornada nacional de lucha y vamos a tratar de que se convierta en un paro nacional. Todas las centrales vamos a convocar a los consejos directivos para ver si es un paro nacional de todas las centrales o sólo de las dos CTA" dijo tirandole la pelota a los referentes de las tres facciones de la CGT.