Para la Justicia, Alberto Ponce mató y tiró a un pozo ciego a su ex pareja en 2013. Es por eso que le dio la pena máxima para un delito de estas características.
Alberto Ponce fue encontrado culpable de haber asesinado a su pareja, Susana Leiva en Temperley en 2013, es por eso que deberá cumplir prisión perpetua por el delito de femicidio.

El caso se hizo conocido, cuando Ponce denunció ante la policía la desaparición de su pareja Leiva de la casa situada en Blanco Encalada 245 de Temperley donde convivía junto a su bebé de 18 mese s y un hijo de ella producto de una relación anterior.

Embed
A partir de esa denuncia comenzó la búsqueda de Leiva aunque su familia sospechó desde el inicio que la desaparición podía relacionarse con su situación sentimental con Ponce.

El 24 de julio, la Policía allanó la casa de la pareja en Temperley y encontró el cadáver de la mujer en el pozo ciego de la vivienda.

Embed
Al momento del hallazgo, Ponce no se hallaba en el luhar por lo que comenzó a ser buscado por los investigadores que horas después lo detuvieron en el barrio proteño de Constitución.

En tanto, los resultados de la autopsia al cuerpo de Leiva determinaron que la mujer murió entre la noche del 18 de julio y la madrugada del 19, por estrangulamiento manual y que también recibió cuatro puntazos en el abdomen, golpes en el rostro y quemaduras de cigarrillo en la espalda.