Investigan si el hijo de Leiva era abusado por su padrastro

Sociedad

El abogado de la empleada doméstica hallada muerta en un pozo ciego en su casa de Temperley reveló que un familiar le comentó que el menor habría confesado ataques sexuales del presunto homicida.

El abogado de la familia de Susana Leiva, la mujer que fue hallada muerta en un pozo ciego de su casa en Temperley, informó este martes que el hijo mayor de la víctima será sometido a un cuestionario en cámara Gesell, para intentar determinar si fue abusado por su padrastro, Alberto Ponce, presunto asesino de la empleada doméstica.

Jorge Monastersky reveló que un familiar le comentó que el menor habría confesado el ataque sexual a su padre biológico, con quien permanece luego del crimen de su madre.

"Los presuntos abusos se los habría manifestado al padre biológico y el dato me lo comentó un familiar que tuvo diálogo con el papá", sostuvo Monastersky en C5N.

Además, el abogado busca determinar si el menor vio o escuchó algo en el momento del crimen de Leiva, por lo que informó que será sometido a un cuestionario en cámara Gesell por profesionales idóneos.

"Buscamos verificar si el niño vio o escuchó algo. Aún no se hicieron pericias al menor. Este viernes a las 11 irá a cámara Gesell en los tribunales de Lomas de Zamora", informó Monastersky.

Además, el abogado reveló que Ponce no permitía que el padre biológico se acerque al chico.

Leiva murió estrangulada manualmente, aunque también recibió cuatro puntazos en el abdomen, golpes en el rostro y quemaduras de cigarrillo, según confirmó la autopsia.

Fuentes de la investigación informaron que los médicos forenses de la morgue judicial de Lomas de Zamora también estimaron la data de muerte entre la noche del jueves y la madrugada del viernes pasados, lo que coincide con el momento de la desaparición de la víctima.

Los voceros aclararon que si bien al momento del hallazgo -el miércoles pasado- el cuerpo presentaba signos cadavéricos que hicieron estimar una data de 24 a 36 horas, los forenses tuvieron en cuenta algunas variables relacionadas a las condiciones del pozo ciego donde fue hallado el cadáver, para modificar cronotodiagnóstico.

"Las bajas temperaturas, la falta de luz solar y de determinada fauna cadavérica influyeron dentro del pozo. El cadáver fue colocado en un sitio que actuó prácticamente como una heladera retardando el proceso de putrefacción", dijo una fuente judicial.

Al día siguiente, el hombre, que desde un primero momento fue sindicado por familiares de la víctima como el principal sospechoso, habría confesado su culpabilidad durante un traslado.

Dejá tu comentario