La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) le solicitó este jueves al Presidente "la posibilidad de promulgar o poner en vigencia el feriado del 17 de junio con posterioridad a esa fecha" para "no perjudicar" la venta de los comercios minoristas por la celebración del Día del Padre.
La entidad formuló el pedido a través de una carta enviada al jefe de Estado, luego de que el Senado diera el miércoles sanción definitiva al proyecto de ley que establece como nuevo feriado nacional, no laborable, al día 17 de junio de cada año, en conmemoración del fallecimiento del general Martín Miguel de Güemes.

Embed
En la misiva, la CAME le pidió a Macri "que en uso de sus facultades constitucionales y en resguardo del interés general, pueda evaluar la posibilidad de promulgar o poner en vigencia el feriado del 17 de junio con posterioridad a esa fecha, para no perjudicar a los miles de comercios del país que hace semanas vienen preparándose para atender las demandas del Día del Padre".

"Nuestra petición tiene válidos justificativos: si el viernes 17 finalmente resulta feriado, coincidirá con el feriado del 20 de junio, que es lunes, y estimulará el éxodo de muchas familias hacia lugares de veraneo del país y, principalmente, hacia ciudades del exterior, perjudicando aún más las deterioradas ventas del comercio minorista, que como todos los años, el domingo 19 de junio se prepara para recibir el Día del Padre", argumentó.

La institución aseguró que "la posibilidad de que el viernes 17 sea feriado preocupa a los pequeños y medianos comercios, que esperan ansiosos esta fecha especial, que es una de las más importantes en materia de ventas después de Navidad y el Día de la Madre".

Embed
La CAME también consideró que "un nuevo feriado en el calendario constituiría un exceso, repercutiendo negativamente sobre la actividad económica y costos laborales" y juzgó que "resultaría poco oportuno perjudicando más la actividad comercial en un momento muy difícil para la economía de nuestro país".

"Esperamos que pueda evaluar la situación desde la perspectiva económica que planteamos y, de ser posible, no promulgar el feriado del 17, donde estimamos que en las condiciones actuales es altamente probable que perjudique al consumo y a la economía nacional", concluyó la nota.

De acuerdo con el último relevamiento de CAME, las ventas de los comercios minoristas acumularon en los primeros cinco meses del año una caída de 5,7 por ciento respecto a igual período de 2015.