Mariano Ramos perdió su teléfono (un moto G) en el que tenía fotos de Mateo, su hijo fallecido hace diez meses de cáncer, y pide la ayuda de todos para recuperarlo.

Mariano Ramos acude a la buena voluntad de quien pueda haber hallado un Moto G que perdió el martes en la noche en barrio Don Bosco, en Córdoba Capital.

Embed

"Mi hijito tenía tres años, murió de cáncer el 19 de agosto pasado, y en ese celular tenía los registros de su vida, registros que necesito que me devuelvan", contó Mariano a Día a Día.


"Muchas de las fotos de él las tengo subidas al Facebook, pero hay videos y audios que no compartí nunca con nadie y de los que no tengo back up tampoco... no me importa el teléfono, sólo pido que me devuelvan la tarjeta de memoria o que me manden las cosas por mail", dijo el hombre. Y aclaró que tampoco tenía sincronizado el dispositivo con la cuenta de Gmail.

Embed

Mariano salió el martes de la casa de su hermana, ubicada en Nicolás Esandi al 7000 de barrio Don Bosco y momentos más tarde advirtió que no tenía el teléfono en el bolsillo. "No fue un robo ni nada, sólo un descuido mío", apuntó.

Los mensajes que envía al Whatsapp no se notifican como entregados, y las llamadas derivan al contestador, por lo que supone que el teléfono se quedó pronto sin batería.

"El valor sentimental de esos archivos es inimaginable", apunta su hermana Yanina.