Es por los incidentes que implicaron a hinchas rusos dentro del estadio Velodrome, donde chocaron ese seleccionado e Inglaterra por el grupo B de la Eurocopa. Se los acusa de "disturbios, comporamiento racista y utilización de bengalas".
La Unión Europea de Fútbol (UEFA) abrió este domingo un proceso disciplinario contra la Federación Rusa por los incidentes que implicaron a sus hinchas dentro del estadio Velodrome, en el choque contra Inglaterra (1-1), por el grupo B de la Eurocopa-2016.

Se le reprocha a los rusos los "disturbios" causados en las tribunas, un "comportamiento racista" y las "bengalas" utilizadas. El tribunal de disciplina de la UEFA examinara este expendiente el 14 de junio.

La UEFA gestiona las sanciones de los incidentes que se producen dentro del estadio, pero los que suceden fuera del mismo corresponden a las autoridades del país organizador.

La UEFA había "condenado firmemente" el sábado los "actos de violencia" en Marsella, generados por "gente que no tiene nada que hacer en el fútbol".

En las ediciones precedentes de Eurocopas, la UEFA había amenazado con sancionar a Inglaterra (2000) y a Rusia (2012) tras los incidentes provocados por sus hinchas.

Rusia va a organizar el Mundial de 2018. Entre tanto, el ministro ruso de Deportes, Vitali Moutko, denunció el domingo en declaraciones a la agencia rusa R-Sport, el "mal comportamiento" de los hinchas rusos al final del encuentro contra los ingleses, el sábado en Marsella.