Cinco delincuentes armados robaron alrededor de 100.000 pesos a los pasajeros de un tour de compras a la altura de la localidad rionegrina de Chinchinales, cuando se dirigían desde Alto Valle hacia Buenos Aires.
El hecho ocurrió el domingo a las 14.30 cuando el colectivo circulaba por la ruta 22 a 15 kilómetros de la localidad Chichinales y tres delincuentes, que simularon ser pasajeros, sacaron sus armas, redujeron a las demás personas que viajaban a bordo y al chofer, a quien obligaron a desviar su marcha.

Embed
Los asaltantes hicieron que el micro se dirigiera hasta el ingreso a un campo, donde dos cómplices armados los esperaban, añadieron los voceros.

"La intención era que nos metiéramos con el colectivo por el camino hacia la costa del río, pero quien manejaba aprovechó que había un charco importante y encajó el colectivo en ese lugar", relató una de las personas que viajaba en el ómnibus en declaraciones a la prensa rionegrina.

Los ladrones hicieron descender a todos los pasajeros y los obligaron a caminar unos 500 metros
, hasta que los despojaron del dinero que llevaban y de sus celulares.

Una de las víctimas recibió un culatazo en la cabeza, mientras que uno de los delincuentes hizo que una mujer que viajaba con su bebé de pocos meses se lo entregara para forzarla a darle el dinero que llevaba.

Embed
En ese momento, otro chofer de micro que circulaba por la ruta, también en el traslado de un tour de compras, vio el ómnibus detenido y comenzó a tocar bocina, momento en que los cinco ladrones escaparon.

Los pasajeros dieron aviso al personal del Área de Seguridad Vial de Chichinales, que en conjunto con policías de la comisaría 40 de la misma localidad y efectivos de las comisarías quinta, de la rural 35, del Cuerpo de Operaciones Especiales y Rescate (Coer) de Villa Regina y de General Roca, iniciaron un operativo para dar con los delincuentes.

Embed
A unos 300 metros del lugar del asalto, la policía vio a los ladrones, quienes comenzaron a desprenderse de sus ropas, de algo de dinero y hasta de las zapatillas aparentemente con la intención de arrojarse al río Negro para continuar con el escape.

Los asaltantes lograron así evadir a los efectivos
, quienes continuaban con la búsqueda.