La justicia alemana encontró a Reinhold Hanning, de 94 años, culpable de complicidad en el exterminio de 170 mil personas en el campo de concentración nazi.
La Justicia de Detmold, en el centro de Alemania, condenó este viernes a cinco años de cárcel a un ex guardia del campo de concentración de Auschwitz por su complicidad en el exterminio de 170 mil personas.

Reinhold Hanning, de 94 años, fue miembro de las SS y trabajó como guardia en Auschwitz entre de 1943 y junio de 1944, cuando tenía 23. Antes de eso había sido parte de las Juventudes Hitlerianas y combatió en Franca y Ucrania.

La Fiscalía de Detmold había pedido seis años de cárcel por considerar que Hanning era plenamente consciente y cómplice de los asesinatos cometidos en Auschwitz, pero los abogados defensores del hombre pidieron su absolución porque no participó de las torturas y asesinatos de los presos.

La defensa aseguró que no existían pruebas de que Hanning hubiese visto o servido en la "rampa de la muerte", donde se seleccionaban a los presos que serían exterminados. El ex guardia nazi aseguró que sentía vergüenza de haber visto "el mal" pasar por delante de sus ojos sin hacer nada.

Hanning fue sentenciado por un tribunal en la Audiencia de Detmold en un juicio que fue presenciado por sobrevivientes del campo de concentración que funcionó en Polonia durante la ocupación nazi, y donde murieron 1.1 millones de personas, en su mayoría judíos, gitanos, homosexuales y comunistas.

sentencia guarda nazi.jpg