El juez se despegó una vez más de las versiones que indican que habría visitado la Quinta de Olivos en distintas oportunidades durante la gestión de la ex presidenta Cristina Kirchner. "Me extraña que no se contextualice de donde viene esa información".
El juez Sebastián Casanello desechó una vez la denuncia de Lázaro Báez que ratificó en su declaración haber visto al magistrado en la Quinta de Olivos durante la gestión de la ex presidenta Cristina Kirchner.

"Báez es un imputado. Está detenido, procesado y embargado por sumas millonarias por mí. Me extrañaría que hablase bien de mí" aseguró el juez al ser consultado una vez más por las versiones que lo vinculan con la ex mandataria.

Y explicó: "La Argentina no tiene un régimen con el norteamericano en el que los imputados o dicen la verdad o pueden ser perseguidos por perjurio. Acá un imputado puede mentir y no ser perseguido por falso testimonio".

"Valoren de dónde viene esta información, que desde ya descarto. Ya desmentí toda reunión con la ex presidenta" siguió y cuestionó sin nombrarlos a los medios que dieron cuenta de esa información: "me extraña que no se contextualice de donde viene esa información".

"Yo soy un juez. No me puedo poner a polemizar con un imputado" concluyó.

Embed