Oliver Pats, un alemán de 51 años, cruzó el cordón de seguridad del cerro para intentar conseguir una mejor imagen, pero no pudo mantener el equilibrio. Su cuerpo fue hallado sin vida en una zona rocosa.

Un turista alemán murió en el parque arqueológico de Machu Picchu al caer cuando se tomaba una selfie al borde de un abismo, informó este jueves la Policía Nacional del Perú.

Oliver Pats, de 51 años, quiso tomarse la fotografía fuera del cordón de seguridad que marca el recorrido para los visitantes, pero no pudo mantener el equilibrio, según indicó la Dirección Desconcentrada de Cultura de la región peruana de Cusco.

Embed
El suceso ocurrió este miércoles en la montaña de Machu Picchu, uno de los cerros que rodean a las ruinas de la ciudadela inca junto al Huayna Picchu, y al que los turistas también tienen acceso.

Un vigilante se encontraba a escasos metros del lugar del punto del accidente y alertó a los rescatistas de la zona para auxiliar al turista, según reportó un testigo al Canal N de televisión.

Está previsto que el cuerpo del alemán, que cayó a una zona rocosa y de espesura selvática, sea trasladado al centro de salud del pueblo de Machu Picchu para posteriormente ser llevado a la morgue de la ciudad de Cuzco, capital de la región homónima situada en los Andes del sur de Perú.