El Gobierno municipal de La Plata envió al Concejo Deliberante un proyecto que prevé el aumento de impuestos en diversos rubros.
Entre los más insólitos se encuentra el impuesto al cajero automático. Esta propuesta establece un gravamen que tendrán que pagar los bancos anualmente por cada cajero instalado en la vereda.

¿Cómo lo justifican?


Por ejemplo, con las colas que se generan en la calle a la espera de sacar dinero. Así, se cobrará a cada banco $30 mil anuales por cajero. Esta controvertida medida ya se aplica en algunas ciudades del mundo. En el caso de España, el importe que pagan los bancos por tener cajeros instalados en la vía pública varía en función de la calle o avenida donde se ubiquen.

Seguí leyendo en ámbito.com