El adolescente estuvo cautivo cuatro horas y se reencontró con su padre después de que éste llevara 10 mil pesos y un televisor.
Un adolescente de 15 años fue secuestrado este sábado en la puerta de un boliche de la localidad bonaerense de Escobar y luego liberado tras el pago de un rescate de 10.000 pesos y un televisor LCD por parte del padre.

Todo comenzó cuando el chico se reunió con unos amigos a pocas cuadras de su casa en General Pacheco para comer pizzas y luego ir a bailar a un boliche ubicado sobre la colectora de la autopista Panamericana, en Escobar.

Debido a que no lo dejaron entrar por ser menor de edad, el adolescente quedó solo en la puerta y en un momento fue sorprendido por un delincuente que le puso un arma a la altura de la cintura y se lo llevó caminando.

Embed
El captor se comunicó con el padre del chico, Gerardo Leonarduzzi, que trabaja como locutor de radio en Pacheco, y le pidió dinero y electrodomésticos para liberarlo sano y salvo. El hombre entonces dio aviso a la Policía, que le indicó cómo negociar lo solicitado por el delincuente para preservar la vida de la víctima.

"El delincuente, para entregarme a mi hijo, me pidió diez mil pesos, un televisor LCD de 32 pulgadas, un arma de fuego, y que llevara todo a un descampado que es usado por los vecinos como basural, a 300 metros de la estación de trenes de Garín", contó el locutor a Télam.

Leonarduzzi pidió al captor que le diera una señal de su hijo para saber que se trataba de él y no era un engaño, y luego de corroborarlo, pactó la entrega del rescate en la zona señalada sin la presencia de la Policía.

Domínguez ordenó a los policías obtener las cámaras de seguridad del local bailable y de sus alrededores para determinar si el secuestro quedó grabado, entre otras medidas.