La medida implicaría el no inicio de clases por 48 horas los días 25 y 26 de julio en Misiones, Entre Ríos, Catamarca, Chubut, Chaco, Tierra del Fuego y Buenos Aires. En tanto, en Santa Cruz, los docentes podrían seguir con retención del servicio.

La Federación Nacional Docente y la CTA convocaron a un paro nacional de 48 horas desde el lunes en provincias en las que deberían reiniciarse las clases tras las vacaciones de invierno. La medida, es en reclamo por la política de "ajuste" de Nación y provincias.

Según resolvió la Federación en la reunión de su Consejo Ejecutivo realizada ayer, los gremios que la integran en las provincias de Buenos Aires, Catamarca, Chaco, Chubut, Entre Ríos, Santa Cruz y Tierra del Fuego "no inician las clases" y llamaron "a un paro nacional" al menos hasta el martes "al agudizarse el conflicto en las diferentes regiones del país".

Embed

En un comunicado, la federación argumentó la decisión a partir de "la caída del poder adquisitivo del salario, la precarización de las condiciones laborales, las carencias edilicias, en los comedores, transporte, mobiliario o becas; la persecución y judicialización a los que luchan, más los despidos de contratados y congelamiento de vacantes".

"Son condiciones que dificultan la labor docente para enfrentar la crisis más general del sistema educativo atravesado, además, por una creciente deserción escolar", manifestaron las autoridades gremiales.

Embed