El increíble episodio ocurrió en medio de un asalto. Mientras uno de los ladrones intentaba sacarle la mochila de un joven, el otro disparó. La bala terminó impactando en el cuerpo del asaltante y le produjo la muerte. Después, la víctima del robo identificó al joven que disparó.

Un delincuente de 15 años murió este viernes al ser baleado por su cuñado cuando ambos intentaban consumar un robo. Según informaron fuentes policiales, el episodio se produjo luego de que uno de los ladrones disparara contra la víctima del asalto. Sin embargo, la bala impactó contra su propio cómplice.

El violento hecho se registró en la localidad bonaerense de Glew, en el partido de Almirante Brown, y el ladrón que quedó vivo fue detenido por las autoridades policiales, al ser reconocido por la víctima del robo en una comisaría de la zona.

El asalto ocurrió cuando la víctima, identificada como Matías Sotelo, de 22 años, fue interceptado por los dos asaltantes armados, quienes lo amenazaron con intenciones de robo.

Según trascendió, uno de los delincuentes se situó detrás de Sotelo, con la idea de sustraerle la mochila. Sin embargo, el otro ladrón efectuó un disparo con el objetivo de matar a Sotelo, pero el proyectil impactó en su cómplice, quien cayó ensangrentado en la vía pública.

Luego, el autor del balazo escapó del lugar, aunque terminó siendo detenido por los integrantes de la comisaría de Glew (7ª de Almirante Brown) al ser reconocido por la víctima del asalto.