Desde la institución explicaron que el puesto fue diseñado para hacer un inventario sobre la tradición birrera en los Estados Unidos. El proyecto es largo plazo.
El Museo Smithsonian de Historia Nacional de Washington, en los Estados Unidos, podría tener su propio catador e historiador de cerveza si prospera la búsqueda iniciada este mes por la curadora Paula Johnson, quien explicó la necesidad de un especialista en la materia.

"Recopilamos la historia de los alimentos desde hace muchos años, así que cuando hicimos la investigación para la exposición que cubrirá los grandes cambios en nuestra alimentación después de la Segunda Guerra Mundial nos interesamos por la cultura de la cervecería artesanal", señaló Johnson.

El puesto a llenar tendrá una paga de 64.650 dólares al año durante los próximos tres años, durante los cuales el historiador en cuestión tendrá que hacer un inventario de las cervezas estadounidenses desde finales del siglo XIX, informó el sitio Washington City Paper.

Además de la cerveza, la muestra sobre la gastronomía post Segunda Guerra Mundial contará con datos sobre el vino, café, queso, pan casero y mercados de productores locales. "El movimiento de las fábricas artesanales de cervezas es parte de este comportamiento", explicó la curadora.