En esta oportunidad, un felino sólo arrancó el paragolpes de un auto. El hecho ocurrió en la misma reserva en la que la semana pasada una mujer murió atacada por un tigre al bajarse de su vehículo.
Un tigre arrancó de un mordisco el paragolpes de un auto que paseaba por la reserva de fauna salvaje de Badaling, al norte de Pekín.

tigre china
Ocurrió en el mismo parque donde el pasado 24 de julio, otro felino mató a una mujer que se bajó del coche, infringiendo las normas de seguridad.

Vale recordar que el zoológico Beijing Badaling Wildlife permite a los visitantes circular en autos aunque les advierte que no salgan del vehículo.