Se trata de Marieke Vermoort, la atleta belga que en Londres 2012 se quedó con la medalla de oro en los 100 metros y la plateada en los 200 y 400. Luego de la competencia, la mujer de 37 años comenzará a "pensar en eutanasia". Conocé su historia.
Marieke Vervoort es una atleta olímpica que no participará de la competencia de Río 2016 en agosto. La atleta belga competirá en septiembre cuando se desarrollen los Juegos Paralímpicos, que se realizan cada cuatro años, al igual que los convencionales. En Londres, Vervoort se quedó con la medalla de oro en los 100 metros y la plateada en los 200 y 400.

Embed
No obstante, lejos de la felicidad de una atleta exitosa como ella, la belga transita un escollo de la vida. Vervoort declaró al diario Le Parisien que tiene el deseo de terminar con su vida después de los Juegos: "Río es mi último deseo, espero acabar mi carrera con un podio. Comienzo a pensar en eutanasia".

"El deporte es lo único que me mantiene con vida", confesó la mujer de 37 años, quien también explicó que cada vez le resulta más complicado combatir la enfermedad que le provoca un deterioro físico y una parálisis en sus piernas.

Embed
Por estas razones, Vervoort llegó a una de las decisiones más duras de vida. A su vez, su posición a favor de aplicarse la eutanasia también despertó un profundo debate en todo el mundo.