Un joven de 20 años fue detenido luego de ingresar al hospital de la ciudad salteña de Orán y violar a una mujer de 76 que había padecido un grave cuadro de accidente cerebrovascular ACV.
Tras ser sorprendido por la hija de la víctima mientras cometía el aberrante acto, el violador intentó escapar por los pasillos del hospital San Vicente de Paul, hasta que fue atrapado por otros pacientes y familiares y entregado a la Policía.

El grave incidente, según difundió el diario El Tribuno, se produjo el domingo, en horas de la tarde. Fue en una de las habitaciones de la sala de traumatología y clínica, en el segundo piso del nosocomio, y tuvo como víctima a una mujer oriunda de la localidad de Morillo, en la zona del chaco salteño.

Un joven irrumpió en el lugar y eligió a la víctima a la que sometió sexualmente, aparentemente, por su estado de indefensión.

Embed
La hija de la víctima, una mujer de 49 años que había asistido a visitar a su madre luego de que sufriera un cuadro de ACV, se encontró con que el joven la había desnudado y se encontraba en plena violación, mientras otra paciente gritaba desesperadamente.

El violador saltó de la cama en la que cometía el ataque, empujó a la hija de la víctima y comenzó a correr por los pasillos del hospital. A medida que paciente de otras salas se daban cuenta lo que ocurría comenzaron a salir en persecución del atacante, el cual fue finalmente reducido y entregado a la guardia privada del nosocomio, que lo llevó a la Policía.

Embed
El detenido fue llevado a la comisaría 20, acusado del delito de "abuso sexual con acceso carnal". Se trata del segundo caso aberrante, en menos de tres meses, ocurrido en ese hospital, que fue noticia a nivel nacional el 20 de mayo pasado cuando un joven fue sorprendido por un cuidador mientras mantenía sexo con el cadáver de una mujer.

El profanador, tras ser reducido por el cuidador y detenido, fue declarado inimputable y confinado a un hospital neuropsiquiátrico.