El juez federal Luis Rodriguez dispuso una "orden de presentación con allanamiento en subsidio" para buscar documentación en el Ministerio de Energía en una causa en la que se acusa al titular de esa cartera Juan José Aranguren de beneficiarse con los aumentos de tarifas de gas, debido a su doble rol como funcionario público y accionista de Shell. El ministerio accedió a entregar la documentación requerida.
En la causa se investiga además de las supuestas negociaciones incompatibles con la función pública, si el ministro decidió dejar de comprar gas más barato a Bolivia para importarlo más caro desde Chile y así beneficiar a la empresa de la que es accionista.

Fuentes judiciales confirmaron que el juez ordenó el procedimiento para buscar documentación vinculada a la investigación, y que en caso de no ser entregada por el ministerio, se hubiera procedido al allanamiento.

Los voceros informaron que el ministerio accedió a entregar voluntariamente la documentación
requerida por la justicia. Desde la cartera de energía explicaron que no hubo allanamiento, sino un pedido de información y presentación que se cumplió.

La causa fue iniciada por denuncia de los diputados del Frente para la Victoria Martín Doñate y Rodolfo Tailhade y tiene el impulso del fiscal Carlos Stornelli, quien imputó a Aranguren al requerir la apertura de la investigación y varias medidas de prueba.

Los diputados piden investigar las irregularidades en la compra de gas a Chile, en la que se denunció al funcionario por haber pagado sobreprecios y realizarla sin licitación. De acuerdo a la denuncia se lo acusa de haber acordado con Chile un precio que resulta un 53% más caro que el GNL que llega por barcos y un 128% más elevado que lo abonado por las importaciones provenientes de Bolivia.