Hay decenas de denuncias por violaciones que coinciden con lo que le pasó a la alumna abusada a la salida del colegio. "Todas hablan de un hombre que se presenta en auto, vestido de negro y que dice ser policía", confirmaron fuentes de la investigación.
El martes, una nena de 14 años salió de la escuela y, tras pasar por la casa de una tía, se fue a lo de sus abuelos. En el trayecto fue requisada por policías y a los pocos metros fue abordada por un auto blanco con vidrios polarizados, desde donde la amenazaron y la llevaron a un descampado de Uriburu y Lamadrid en Rosario.

La menor fue abusada sexualmente y la amenazaron con matarla en caso de que contara algo. Horas más tarde la liberaron. Y una vez con la familia, la menor se animó a contarlo a su familia y luego ante la Comisaría de la Mujer.

Ahora, la Justicia investiga otra decena de denuncias de violaciones en la misma zona durante los úlitmos meses.

Al frente de esa investigación está la fiscal Carla Cerliani, quien tras conocer el relato de la chica, volvió sobre una serie de hechos denunciados en la Justicia por otras jóvenes con coincidencias en el accionar del agresor y las características del delito.

Embed
Se trata de una docena de casos de abuso sexual que comenzaron a registrarse el año pasado y que habían llegado a un punto muerto de la investigación. Incluso desde la Fiscalía indicaron que podrían ser más todavía, ya que recalcaron que se trata de "un delito con un alto porcentaje de 'cifra negra', por no ser denunciado".

En todos los hechos el patrón es el mismo: víctimas adolescentes de los barrios más humildes de la ciudad. Todos los ataques ocurrieron por la tarde.

En tanto, el agresor las aborda desde un auto, vestido con ropa negra que, incluso dice ser integrante de la policía.

En ese marco, la fiscal Cerliani afirmó que "hay puntos en común a partir de los cuales sería posible obtener la identidad del agresor".

"No se descarta ninguna línea de investigación", explicaron desde el Ministerio Público de la Acusación, e insistieron en remarcar que "se están tomando medidas de reserva".