El hoy ministro de Energía estaba acusado de intentar forzar una corrida y devaluación cambiaria en 2014 cuando compró a bancos privados 4,5 millones de dólares a una cotización más alta que la estipulada por el Banco Nación. Fue sobreseido por inexistencia de delito.
La justicia dictó el sobreseimiento del ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren, en una causa penal en la que estaba imputado de supuestamente forzar una devaluación cambiaria con la compra de 4,5 millones de dólares en 2014 cuando era presidente de la empresa petrolera Shell.

El fiscal en lo Penal Económico Emilio Guerberoff dictaminó a favor de sobreseer a Aranguren y a siete presidentes de los directorios de los bancos que intervinieron en la compra y venta de dólares por inexistencia de delito.

La causa se inició por una denuncia de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) para que se investiguen una serie de operaciones de compra y venta de dólares realizadas el 23 de enero de 2014 en el mercado mayorista y minorista y que habrían tenido la finalidad de provocar un alza en el precio y generar una devaluación del tipo de cambio.

Según la denuncia, se pidió investigar la compra y venta de dólares entre los bancos Galicia, Buenos Aires S.A., HSBC, Citibank, Francés, BNP Paribas, JP MORGAN y el de la provincia de Córdoba.

En una de las primeras operaciones, cotizó a un dólar a 7,405 pesos y Shell le compró al HSBC 3.561.454 y un millón de dólares a un precio de 8,7 pesos para pagar importaciones y giro de divisas al exterior, según surge de la causa.

La PROCELAC consideró que era una cotización exorbitante y que repercutió en el resto de las operaciones.

Luego de analizar las pruebas, entre ellas la declaración de Juan Ignacio Basco, quien era subgerente general de operaciones del Banco Central de la República Argentina (BCRA), y las grabaciones de un sistema que tiene algunos bancos en las que se registran operaciones mayoristas de compa venta, el fiscal sostuvo que no hay delito.

"De los diálogos que se entablaron entre los operadores del banco Galicia y de los bancos BNP Paribas Sucursal Bs. As., HSBC Bank Argentina S.A., y BBVA Banco Francés S.A., no surge elemento alguno del cual se pueda inferir la existencia de una artificiosa coalición que fuera desplegada por las entidades financieras y sus respectivos responsables legales, bajo la finalidad de negociar en el mercado de cambios argentino, la moneda estadounidense a un precio determinado", dice el dictamen del fiscal.

Para la fiscalía, las operaciones entre los bancos y Shell "han permanecido en el ámbito de la legalidad las operaciones de cambio que fueron realizadas en los mercados mayorista y minorista el día 23 de enero de 2014".

El dictamen dice que para esa fecha "el tipo de cambio no fue fijado por la empresa de energía sino que fue la cotización que hizo uno de los bancos y que se guió por los precios del dólar frente al peso argentino surgidos del juego de la oferta y demanda que tuvo lugar en el contexto de la rueda mayorista del 23/01/2014".

Aranguren es investigado además en otra causa en el fuero federal en la que se lo acusa de beneficiarse con los aumentos de tarifas de gas, debido a su doble rol como funcionario público y accionista de Shell. En la causa se investiga también si el ministro decidió dejar de comprar gas más barato a Bolivia para importarlo más caro desde Chile y así beneficiar a la empresa de la que es accionista.