El hecho lo confirmó el ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari. El funcionario definió la maniobra como un "evidente hecho intimidatorio". El presidente Mauricio Macri brindó su apoyo a la gobernadora.
El ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari, reveló este martes que la gobernadora provincial, María Eugenia Vidal, recibió nuevas "amenazas" en las últimas horas y que hasta le dejaron un "cartucho de escopeta" en la vivienda que ya no utiliza.

Embed
En cuanto a la intimidación realizada desde una cárcel platense, el funcionario señaló: "Las amenazas recibidas fueron tres llamados telefónicos claros". "Anoche se agregaron dos más, a las 22 y a las 23 horas. Y un hecho trascendente que no está en los medios que es que apareció un cartucho de escopeta sin percutar en el garaje de la vivienda de María Eugenia Vidal que ella ya no utiliza", enfatizó.

Embed
El funcionario vinculó estos episodios con "la decisión de la Gobernadora de luchar contra la corrupción y contra las mafias" en general, y dijo que "no sólo" hay que relacionarlo con la reforma de "la Policía", sino también con la del "sistema penitenciario, el de salud y el juego".

Además, expresó que "hay algunas modificaciones que tienen que ver con la seguridad" de la mandataria, aunque resaltó que "la preocupación" de Vidal "nunca limita su convicción", por lo que "continúa con sus actividades como todos los días".

En declaraciones radiales, Ferrari precisó que "uno de los vigiladores lo observó, no lo tocó e inmediatamente se participó del análisis de lo que era y, efectivamente, era un evidente hecho intimidatorio".