El delantero de Lanús rompió el cero ante Boca en el segundo tiempo, pero no pudo ni siquiera festejarlo porque sintió el famoso "pinchazo". Las cámaras captaron su lamento a la perfección.