Daniel Osvaldo, aquel delantero que había vuelto a Boca "por amor y para ganar la Copa Libertadores", parece estar, apenas un tiempo después, completamente alejado del mundo del fútbol.
En las últimas horas se conoció la noticia del interés del Chievo Verona por sumarlo a sus filas sobre el cierre del libro de pases en Europa. Sin embargo, Osvaldo, que está sin club desde su salida de Boca, declinó esta posibilidad, ya que su interés actual es dedicarse de lleno a la música.

Hace pocos días, en Francia daban por hecho que el jugador de 30 años se sumaría al Rennes de aquel país, aunque al quedar trunca esa operación habían comenzado los rumores de su alejamiento definitivo del fútbol.

Osvaldo no juega desde el 12 de mayo pasado cuando, luego de un partido ante Nacional, en Montevideo, se originó su salida de Boca Juniors por decisión del DT Guillermo Barros Schelotto.

En su segundo ciclo en el club, que comenzó a principios de este año, sólo duró 4 meses, jugó 5 partidos y no hizo goles. En el primero, en tanto (principios de 2015), disputó 16 partidos y convirtió 7 goles, aunque su ilusión de conquistar la Copa Libertadores quedó trunca precisamente en La Bombonera en el recordado episodio del gas pimienta que terminó eliminando a Boca del certamen en octavos de final y nada menos que ante River.

osvaldo estudiantes