Se trata del flamante refuerzo Ricardo Centurión, quien según los conductores de los autos colisionados, el protagonista del episodio fue el propio mediapunta ex Racing. Las personas que viajaban en el auto de alta gama lo desmienten. Se encendió la alarma en el mundo Boca.

El BMW blanco del flamante jugador de Boca, Ricardo Centurión, apareció colisionado en un confuso accidente múltiple que se registró en el Puente Agüero, en Avellaneda. Según expresaron los conductores de los autos que fueron chocados, el vehículo era manejado por el propio jugador xeneize, aunque las cinco personas que viajaban en ese auto de alta gama habrían asegurado que quien manejaba no era el mediapunta sino una persona que se ofreció a trasladarlos desde un boliche.

El accidente ocurrió en las calles Alsina y subida a los "siete puentes", donde el BMW embistió contra un Fiat Duna, conducido por Ignacio Rubén González. También participaron otros dos autos: un Fiat Siena blanco –conducido por Pablo Martín Circesta, de 38 años- y un Ford Fiesta -conducido por Prudencio Gustavo Ferrerira.

auto centurion

La causa, que quedó bajo disposición de la doctora Coronel Olmos actuante de la UFI Nº 1, del Polo Judicial Avellaneda, encendió la alarma y desató el escándalo en todo el mundo Boca.

Los acompañantes del conductor fugado son Jonathan Acosta, de 22 años, Nazareno Vera, de 23, Iván Alan Pérez, de 22, Ximena Giordino, de 22 y Yésica Denis Macedo, de 21 años.

Según publicó el diario Crónica, al regreso del plantel de Boca a Buenos Aires tras el amistoso jugado en Chaco, Ricardo Centurión asistió a un boliche llamado Fiux, ubicado en Lanús.

El representante del jugador, Hernán Fernández, en tanto, comentó: "No tengo idea de lo que pasó, estoy tratando de averiguar". Aunque luego admitió que el futbolista estaba físicamente bien, sin ningún tipo de problemas.