Ezequiel Garay venía teniendo un debut soñado en el Valencia, ya que había convertido un tanto en el encuentro ante el Betis por la Liga española. Sin embargo, casi en el final, Rubén Castro le dio el agónico triunfo a los sevillanos.
El futbolista rosarino señaló el 2-2 parcial a los 33 minutos del segundo tiempo, cuando capitalizó con su pierna izquierda un rebote del arquero Adán tras un tiro de esquina ejecutado desde el costado derecho.

El defensor de 29 años, mundialista en Brasil 2014 y llegado recientemente del Zenit de San Petersburgo, era el dueño de la tarde española hasta que Castro, en la última jugada del partido, decretó el 3-2 definitivo.

Lo cierto es que, pese a la conquista, Garay pareció acusar el golpe por la agónica caída y lo compartió en su cuenta de Instagram, en la que subió una foto en la que se muestra con la mirada perdida en la nada junto al texto: "Sonreiré cuando mi equipo cante victoria, lucharé y no me rendiré hasta conseguirlo".

Embed

Sonreiré cuando mi equipo cante victoria, lucharé y no me rendiré hasta conseguirlo. AMUNT VALENCIA. #G24 #amuntvalencia

Una foto publicada por Ezequiel Garay (@ezequielgaray24) el

El posteo tuvo muchísimas muestras de apoyo por parte de los hinchas valencianos y también, como no podía ser de otra manera, fue motivo de burlas de fanáticos de otros clubes por lo melancólico de la situación.