Se trata de Hugo Menéndez, un argentino de 66 años, sobre quien pesaba una circular roja de INTERPOL tras ser investigado por la DEA en la denominada "Operación Casablanca".

La Policía Federal Argentina (PFA) detuvo en San Miguel de Tucumán a un prófugo de la Justicia Internacional acusado de pertenecer al Cartel de Juárez, en el marco de los operativos diseñados por el Ministerio de Seguridad de la Nación para la lucha contra los delitos complejos.

Efectivos de la Agencia Regional Federal Tucumán arrestaron a Hugo Menéndez, argentino de 66 años, sobre quien pesaba una circular roja de INTERPOL tras ser investigado por la DEA en la denominada "Operación Casablanca".

Embed

En la investigación que comenzó a mediados de los años 90 con infiltraciones en el grupo, con una ruta de plata sucia que llegó hasta Buenos Aires. Los espías estadounidenses lograron que el cartel remitiera parte de los fondos que obtuvo con la venta de droga en los Estados Unidos a cuentas bancarias de ese país. El objetivo era seguir la ruta del dinero del narcotráfico. ¿El resultado? 18.417.299 dólares terminaron en Argentina para ser lavados en la compra de estancias, hoteles, viviendas, autos y empresas a través de una organización local del cartel.

Menéndez había intentado introducir al sistema financiero argentino aproximadamente 20 millones de dólares producto de la venta de estupefacientes de la organización criminal de origen mexicana.

La pesquisa arrojó que el prófugo había participado de reuniones con inversores mexicanos en la ciudad de Mar del Plata. La investigación culminó con el allanamiento de una vivienda ubicada en la calle Chacabuco al 600 de la capital tucumana, donde se arrestó al imputado.