Aunque no está permitido por la ley, el municipio de Villa Ascasubi inauguró un monumento del Presidente en una plazoleta. La intendenta alegó que lo que está prohibido es "instituir con nombres de calles o plazas a personas con vida".
El presidente Mauricio Macri ya tiene su primer monumento en el país. Más precisamente, se encuentra en el municipio cordobés de Villa Ascasubi, donde se inauguró la Plazoleta de la Democracia. Lo cierto es que las esculturas fueron inauguradas fuera de la ley.

En ese espacio se descubrieron los bustos de los ex presidentes electos desde 1983: Ricardo Alfonsín, Fernando de la Rúa, Carlos Menem, Néstor Kirchner, Cristina Fernández de Kirchner y también de Mauricio Macri.

Embed
La intendenta local, Zully Fonseca, explicó que fue una idea conjunta compartida con su marido, Fernando Salvi, actual legislador provincial. Lo llamativo es que ambos son reconocidos militantes kirchneristas.

Lo cierto es que la Ley Orgánica Municipal 8102, vigente en Córdoba, en su artículo 3, establece que "las municipalidades no podrán levantar estatuas ni monumentos a personas vivientes, ni darles el nombre de las mismas a las calles, avenidas, plazas, paseos ni lugares públicos".

Al respecto, la jefa comunal recordó que la ex presidenta Cristina Kirchner homenajeó a Alfonsín en vida, con un busto a su reconocimiento en Casa Rosada.

Luego, acotó que en Córdoba "lo que no se puede es instituir con nombres de calles o de plazas" a personas en vida.