Como suele suceder, la UFC vivió un nuevo e increíble show en la previa de la Fight Night de Portland del último sábado, en cuya pelea estelar John Lineker derrotó a John Dodson por decisión dividida.
Sin embargo, la gran nota la había dado días antes el moldavo Ian Cutelaba, que en el pesaje previo a su contienda frente a Jonathan Wilson llamó la atención de todos al subirse a la balanza pintado íntegramente de verde emulando al Increíble Hulk.

Pero además de la perfecta caracterización física, Cutelaba rompió su remera tal como suele hacerlo el mítico personaje de historietas cuando se "transforma".

Embed
Lo cierto es que, más allá de este show previo, el peleador terminó ganando su pelea por decisión, en lo que fue su primer triunfo en la máxima organización de artes marciales mixtas.