Pablo Moyano cargó con dureza contra la conducción de la central obrera, de cuyo secretariado forma parte. Y admitió que "la CGT no tuvo huevos para pararle al gobierno". Aseguró además que "Macri gobierna para los ricos".
El secretario adjunto de Camioneros y secretario Gremial de la CGT, Pablo Moyano, aseguró este domingo que "si no hay una definición concreta, no tendría sentido seguir en la CGT".

En declaraciones a Radio Del Plata, Moyano sostuvo que el gobierno de Mauricio Macri "es un gobierno que le dio los reclamos a un sector que ganó muchísimo dinero como al campo y a las mineros y al 80% de los trabajadores no le ha dado nada sino tarifazo, inflación, despidos. Ha quedado muy en claro que gobierna para los ricos".

"La CGT no tuvo huevos para pararle al gobierno. No puede seguir mirando por televisión, tiene que haber una reacción Hay una necesidad que la CGT salga a la calle, sino estamos pintados", apuntó el sindicalista contra la conducción de la central obrera.

Embed
En este marco, Moyano sostuvo que "el descontento social es muy grande". "Hay gremios que están pidiendo reapertura de paritarias. El Gobierno ha sido muy vivo y enfocó el reclamo en un bono y tapó todos los reclamos que se vienen realizando por la inflación, tarifazo, ganancias, aumento a los jubilados, aumento a los planes sociales", añadió.

El secretario adjunto de Camioneros pidió "una definición" de la CGT para la semana próxima: "Si la CGT acepta un bonito o un maquillaje del Gobierno, no tiene sentido seguir en un espacio donde no se defienda los intereses de los trabajadores".

Embed