La presunta banda de delincuentes que robó una entidad bancaria en General Rodríguez difundió un nuevo video en el que dicen que "no son asesinos", "que no detuvieron a ningún integrante del grupo" y que son "seres humanos con derecho a hablar".

46031_banda_del_millon.avi
Nuevamente encapuchados y, con armas en sus manos, la banda del millón volvió a la carga contra los medios "que acusan sin saber" y se dirigieron especialmente al periodista Mauro Szeta: "Usted, Mauro Szeta no somos asesinos, solo robamos".

"Cómo puede ser que en la puerta de un banco no haya un solo policía. Era zona liberada. Como ser humano tengo derecho a hablar: Dicen que agarraron a uno de la banda y no agarron a ninguno", agregó el hombre que más habló, escondido debajo de un pasamontañas.

Embed
"Es todo verdadero ¿Cómo tenemos estas cosas? no es desde ahora, hace años pasa esto", desafiaron, mostrando cartuchos de armas.

Por último, nuevamente hablandole a Szeta, el hombre del pasamontañas afirmó: "Vos que andas diciendo que matamos. Yo tengo familia ¿Cómo abrazo a mi hijo? ¿Qué sos? ¿Juez? ¿Fiscal?".

Hace nueve días, delincuentes armados robaron más de un millón de pesos de una firma avícola, que iban a ser depositados en un banco de la ciudad bonaerense de General Rodríguez, durante un asalto y tiroteo en el que resultaron heridos dos transeúntes.

Embed
El hecho se registró frente al Banco Provincia situado en San Martín 205, en pleno centro de dicha ciudad de la zona oeste del conurbano, adonde se disponía a ingresar uno de los dueños de la empresa de pollos "Que Rico" y un gerente que llevaba una mochila con dinero de la recaudación para depositar.

Los dos hombres fueron abordados por cuatro delincuentes armados, uno con una máscara de payaso y otro con un pasamontañas, que descendieron de un Chevrolet Corsa color negro.

Los asaltantes despojaron a sus víctimas del dinero -más de un millón de pesos en efectivo-, pero la maniobra fue advertida por un policía bonaerense vestido de civil que se cree iba de custodia del empresario y su gerente, y que intervino para evitar el robo.

En esas circunstancias se originó un tiroteo entre los delincuentes y el policía que terminó cuando los primeros huyeron con el botín a bordo de otro vehículo ya que el Corsa negro lo abandonaron en el lugar.