El tercer acusado por el salvaje asesinato de Lucía Pérez, que habría participado en el encubrimiento y estaba siendo buscado desde el jueves, fue detenido el sábado a la noche en un hotel de Santa Clara del Mar en medio de gritos de los vecinos que, al reconocerlo, comenzaron a insultarlo.

Detuvieron al tercer imputado por el crimen de Lucía Pérez.mp4
Según el diario 0223, Masiel llegó al Hotel Park el sábado a las once de la mañana y pidió una habitación por el fin de semana diciendo que era encargado de un centro de rehabilitación de Mar del Plata. La gente del hotel volvió a verlo –ya esposado- doce horas después cuando personal de la Dirección Departamental de Investigaciones lo identificó como Alejandro Alberto Masiel y lo detuvo.

El acusado de encubrimiento agravado en la causa que investiga el femicidio de Lucía Pérez estaba durmiendo cuando una comisión de la DDI ingresó al establecimiento. Desde el jueves pasado había una orden de captura sobre su persona que no se había podido efectivizar porque se ausentó de su casa y de los lugares que solía frecuentar.

Testigos del traslado de la detención del hombre de 61 años contaron que Masiel decía que iba a presentarse el lunes con un abogado en Tribunales y que se había ido de Mar del Plata "porque la cosa se estaba poniendo pesada". Según los investigadores, su participación está relacionada al intento de encubrir el delito y preparar el cuerpo de Lucía antes de llevarlo a la salita de salud de Playa Serena para hacer pasar su muerte como una sobredosis. En la hipótesis principal de los investigadores, participa por su relación de amistad con Juan Pablo Offidani con el que habría compartido distintos tratamientos por adicción a las drogas.

De acuerdo a algunas imágenes que se registraron en el breve trayecto del hotel donde se lo detuvo al automóvil que lo trasladó a la sede de la DDI, los pocos vecinos que se enteraron los motivos de la detención acompañaron su salida con insultos. Luego de los trámites legales de rigor, Masiel fue alojado en la Unidad Penal 44 a la espera de su traslado a Tribunales para prestar declaración, trámite al que se negaron Matías Gabriel Farías (23) y Juan Pablo Offidani (41) quienes están detenidos desde hace una semana.