El microcentro porteño apareció este lunes lleno de carteles burlones contra la CGT insinuando que están postergando el paro que deberían realizar para pedir por la reapertura de paritarias o una mejor compensación que el bono de fin de año de $1000 que se acordó.

cgt paro.jpg
Cartel contra la CGT por no llamar al paro<br>
Cartel contra la CGT por no llamar al paro
Entre quienes salieron a criticar abiertamente a la CGT está el dirigente de Camioneros Pablo Moyano quien dijo que analiza renunciar a su cargo de secretario gremial de la central obrera unificada.

"El bonito o la migaja que anunció el señor Triaca es vergonzoso", cuestionó en referencia al plus salarial que anunció el ministro de Trabajo para los jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo.

En contrapartida, el líder gremial consideró que la oferta del Gobierno "debería haber sido un bono importante, de 3.000 y 4.000 pesos″. "Qué haces con $1.000?", se preguntó Moyano.

Embed
Es por ello que adelantó que pedirá aclaraciones a la cúpula de la CGT, y dijo que "nos juntaremos en las próximas horas para que nos expliquen en qué avanzó".

Reiteró la postura de su sindicato al afirmar que "pediremos un bono para los que no pudieron reabrir las paritarias. O dejar que los gremios que quedaron debajo de la inflación puedan abrir las paritarias".

La semana pasada, la CGT unificada acordó con el Gobierno el pago de un bono extraordinario de fin de año que distendió la situación y dilató todavía más la posibilidad de que los representantes de los trabajadores pongan fecha al paro general anunciado semanas atrás.