El base cordobés Pablo Prigioni fue dado de baja intempestivamente por los Houston Rockets, un día antes del comienzo de la temporada regular, lo que lo dejó sin chances de sumarse a otro equipo.
Según lo informado por el periódico The Vertical, la conducción de los Rockets decidió a última hora cortar a Prigioni del plantel de 15 jugadores que conforman la lista de buena fe de cada entidad que compite en la NBA para quedarse con Tyler Ennis, que así cumplirá su tercera temporada en la liga norteamericana de básquet.

Embed
De esta forma, el oriundo de Río Tercero que cumplirá 40 años el 17 de mayo del año próximo, sobre el cierre de la temporada 2016-2017, no podrá cumplir con su sueño de llegar a las cuatro décadas de vida jugando en la élite del básquet mundial.

A lo largo de estas cuatro temporadas que se iniciaron en New York Knicks en la temporada 2012-2013, para luego pasar a los Rockets, más tarde a Los Angeles Clippers y ahora nuevamente a los de Houston, el base de 1,91 metros que fue medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 vivió una experiencia impensada para la edad en que accedió a la NBA (35 años), pero por esta misma razón este corte podría significar el final de su campaña en la liga más importante del mundo.

Clippers Prigioni
El entrenador del equipo, Mike D'Antoni, prefirió contar con un base más joven como Michael Beasley (27 años), que llegó el mes pasado a Houston proveniente de Milwaukee Bucks con un contrato también de dos años, siendo el segundo de ellos "team option" (opción por otras dos temporadas).

Ahora Prigioni tendrá que analizar rápidamente otras ofertas ya que las temporadas de las principales ligas del mundo están en marcha y, por ejemplo, podría regresar a Europa, donde supo actuar con gran suceso en la ACB española defendiendo los colores de TAU Cerámica y Real Madrid, nada menos.

Prigioni iba a ser uno de cinco argentinos que iba a competir en esta temporada de la NBA, donde iba a integrarse a otros dos veteranos como Emanuel Ginóbili (también de 39 años) y Luis Scola (36), el primero siempre en San Antonio Spurs y el porteño en su nuevo equipo, Brooklyn Nets, más los dos recién llegados como los Nicolás Laprovíttola (será compañero de Manu) y Nicolás Brussino (en Dallas Mavericks).